Elisabeth Cañigueral, Presidenta en Grup Cañigueral

ELISABETH CAÑIGUERAL,
PRESIDENTA EN GRUP CAÑIGUERAL – COSTA BRAVA MEDITERRANEAN FOODS


¿Nos puede presentar a su empresa?
Grup Cañigueral, que opera bajo la marca COSTA BRAVA MEDITERRANEAN FOODS, es un holding cárnico-alimentario familiar con más de 50 años de trayectoria. Una empresa global, que dispone del control integral de la cadena alimentaria, con un amplio portfolio, presencia en más de 50 países de los cinco continentes y un volumen de producción de 400 millones de kilos/año.    
Su equipo está constituido por una plantilla de 4.000 personas y 200.000 m2 de suelo industrial distribuido en 15 plantas de producción entre Girona y Valencia. Su catálogo incluye carne fresca y congelada de porcino, vacuno y ovino, elaborados cárnicos y platos listos para comer, marinados, hamburguesas, empanados y croquetas, así como todo tipo de embutidos y jamón.
           
Es un grupo pionero en el I+D de productos (los primeros en elaborar embutido de pavo y pollo, 2002 y 2017 respectivamente), en diseño de packaging (el envase cuatripack contra el desperdicio alimentario, 2017), y en alcanzar mercados tan significativos como China (2008) o EE.UU (2013) con sus productos de porcino. En Japón está presente desde 2011.
Preocupado por la sostenibilidad, el Grupo ha sido la primera empresa del sector en conseguir un Crédito Verde que le compromete a mejorar cada año sus indicadores.

¿Cómo se posiciona Costa Brava Mediterranean Foods en el mercado español y japonés?
En el mercado español es proveedor totaler de Mercadona desde hace 30 años. En la actualidad suministra a la cadena carne fresca, hamburguesas, elaborados y croquetas, embutidos y jamón. Es también proveedor de las principales cadenas de supermercados nacionales y regionales.
Con presencia en Japón desde 2011, mantiene relación como partner con una de las principales empresas alimentarias del país, y de su mano alcanza grandes cadenas de tiendas de conveniencia, como 7Eleven, Lawson, Familymart, o cadenas de restauración como Matsuya, Ishibanya, Zensho o Yoshinova.
Costa Brava Mediterranean Foods tiene una cuota equivalente al 15% del total de la exportación de carne de porcino de España a Japón.
 
¿Qué experiencias y vivencias personales y profesionales tiene en el entorno Japón/España?
Admiramos la cultura japonesa y, sobre todo, de su cultura empresarial: de su capacidad de innovación, su lealtad y el cumplimiento de los compromisos contraídos.

El empeño de las empresas japonesas en conseguir la mayor calidad ha sido un aprendizaje continuo en los 10 años de presencia en este mercado. Tanto los clientes empresariales como los consumidores japoneses son los más exigentes del mundo y Costa Brava está orgullosa de que sigan contando con su experiencia y sus productos.

¿Cuál ha sido su trayectoria hasta llegar hasta aquí?
Nuestra empresa comenzó a trabajar para el partner japonés en 2011. La producción sólo se inició después de que el partner viera in situ que se habían implantado todos los procesos solicitados para garantizar sus estándares de calidad.
Durante los primeros años las líneas de producción se fueron adaptando a sus requisitos y, en paralelo, fueron aumentando también los volúmenes mensuales y el número de referencias, porque el comprador obtenía la calidad exigida.
Y así, a través de visitas constantes dieron un paso más y fueron desarrollando juntos nuevos productos y nuevas líneas de negocio, con lo que la relación de partnership siguió fortaleciéndose durante los años.
Los cuatro puntos clave para conseguirlo han sido: calidad, fidelidad a los compromisos, innovación y búsqueda de valor añadido. Con esta base Costa Brava Mediterranean Foods ha conseguido alcanzar volúmenes mensuales que multiplican por 70 la producción del primer mes.

¿Cómo valora el potencial de crecimiento de Costa Brava en Japón y España?
Hay magníficas perspectivas de crecimiento. Para nuestro sector es muy interesante el proceso de apertura de Japón al exterior y el Tratado de Libre Comercio firmado en 2017 con la UE, que implica unas estrechas relaciones como socios comerciales entre las partes firmantes. El tratado supone una reducción gradual de aranceles durante 10 años y en la actualidad trabajamos para conseguir la exportación de nuevos artículos.

 ¿Cómo valora la creación de sinergias entre los colectivos empresariales de Japón y España, y el trabajo de CEJE como plataforma de encuentro?
El trabajo de CEJE es esencial para intercambiar experiencias que ayuden al empresariado japonés y al español en esos mercados. Es una plataforma imprescindible tanto para llegar, como para fortalecerse cuando se ha llegado.
CEJE ha sabido convertirse en el punto de encuentro y permite estar conectado a Japón desde España y conseguir contactos que ayuden a las empresas en sus acciones comerciales.
Pero es que, además, es una pieza clave también en el ámbito cultural y social, no solo en el comercial, como quedó patente con ocasión del 150 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Japón y España celebrado recientemente. CEJE fue un miembro muy activo en la organización de los eventos junto al Consulado General de Japón en Barcelona.

¿Qué le aporta CEJE tanto a Vd. como a su empresa?
Desde CEJE han sabido responder cuando la empresa les ha necesitado. Le han transmitido todo su conocimiento con generosidad: el teléfono que hacía falta, el procedimiento más corto y eficiente para lograr un objetivo, el partner más adecuado en cada paso… Un apoyo decisivo para elaborar la hoja de ruta en Japón.  

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart