Jose Manuel Rigueiro, Director General de Otsuka

JOSE MANUEL RIGUEIRO,
DIRECTOR GENERAL DE OTSUKA

¿Nos puede presentar a su empresa?
La historia de Otsuka comenzó en 1921 cuando Busaburo Otsuka, hijo de granjeros, rompió la tradición y creó una fábrica productora de materias primas químicas en la prefectura de Tokushima, Japón. En aquel momento, la empresa solo tenía diez empleados. En 1946, su hijo, Masahito, había convertido el negocio en una empresa de soluciones intravenosas (IV), que se convirtió en el mayor proveedor de soluciones IV para hospitales en Japón. Más adelante, en 1964, se fundó Otsuka Pharmaceutical Co., Ltd. En la actualidad, el Grupo Otsuka tiene más de 47.000 empleados en todo el mundo, y nuestra sede central se encuentra en Tokio.
Durante los últimos 100 años (este año es nuestro Centenario), Otsuka ha experimentado una evolución extraordinaria. Lo que empezó siendo una pequeña empresa proveedora de productos químicos en Japón es ahora una organización mundial con miles de empleados, enfocados en ofrecer soluciones innovadoras farmacéuticas y nutracéuticas.
Nuestra división farmacéutica desarrolla y comercializa productos para el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades en las siguientes áreas: neurociencia, nefrología, onco-hematología, endocrinología, área cardiovascular y renal, oftalmología y enfermedades infecciosas.
Nuestra empresa nutracéutica se centra en diseñar productos alimenticios y soluciones nutricionales para el bienestar del cuerpo y la mente.
En cuanto a nuestra presencia en Europa, en 1997, Otsuka Pharmaceutical Europe Ltd. (OPEL) se estableció en el Reino Unido como la oficina regional europea de Otsuka y, actualmente, aproximadamente 550 personas forman el equipo de esta región.

¿Cómo se posiciona en el mercado español y japonés respectivamente? 
Otsuka España cerramos el 2020 con una facturación de 125 M €, lo que supuso un crecimiento del 10% en 2020 vs el año anterior. Nuestras dos divisiones principales en España son el área de Sistema Nervioso Central (SNC) y Specialty Care. Es interesante destacar que en el área de SNC, desde 2011, Otsuka y la empresa farmacéutica Lundbeck tienen una alianza global, con énfasis en investigación y desarrollo en el ámbito del sistema nervioso central. En Japón la presencia abarca muchos más ámbitos, siendo una de las 3 principales compañías farmacéuticas en la isla.

¿Qué experiencias y vivencias personales y profesionales tiene en el entorno de Japón?
A pesar de estar geográficamente lejos de nuestras raíces, desde Europa tenemos muy presente y somos fieles a los principios japoneses que rigen nuestra Compañía: «Ryukan-godo», «Jissho» y «Sosozei»: nos guían en todo lo que hacemos y nos ayudan a impulsar nuestro trabajo y nuestros descubrimientos. Éste es su significado:
“Ryukan-godo” (Por el sudor reconocemos el camino)
Convertir una idea en realidad a través de la pasión y el trabajo duro.
“Jissho” (Demostración)
Prueba mediante la ejecución; perseverando hasta alcanzar el objetivo.
“Sosozei” (Creatividad)

La parte más esencial en nuestra faceta de investigación y desarrollo.
En cuanto a viajes y experiencias “en el terreno” en Japón, mi incorporación en la Compañía fue en enero 2020, así que me temo que deberé esperarme un poco más, como mínimo, hasta que pase la pandemia y puedan retomarse los viajes.

¿Cuál ha sido su trayectoria hasta llegar hasta aquí?
Como Licenciado en Biología, la industria farmacéutica fue una gran oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal al terminar mis estudios. Y en ella he desarrollado toda mi carrera profesional los últimos 25 años, durante los que he estado siempre muy vinculado al área de marketing y ventas, habiendo gestionado unidades de negocio y franquicias de diversas áreas terapéuticas. Hace 10 años tuve la fortuna de asumir la dirección general en una compañía multinacional y desde entonces, he hecho todo lo posible por seguir contribuyendo a desarrollar, desde este rol, retos y proyectos verdaderamente apasionantes.
Por suerte, he trabajado siempre en grandes empresas, por lo que estoy realmente orgulloso de haber presenciado de cerca el valor que la industria farmacéutica aporta a la sociedad. Algo que la sociedad ha podido presenciar más de cerca este año de pandemia.

¿Cómo valora el potencial de crecimiento del negocio de su empresa en España?
Otsuka tiene una muy buena implantación en España, especialmente en el terreno de las soluciones para la Salud Mental. A pesar de ello, nuestra ambición siempre es poder llegar a ofrecer la mejor alternativa terapéutica a los pacientes y por ello, toda la empresa está focalizada en hacer accesible estos tratamientos de la manera más eficaz y rápida posible. Otsuka, además, somos un grupo de empresas y no solo una empresa farmacéutica. Nuestra presencia en España es además: Nutrition & Santé (Nutraceutical) y Hebrón (Química), con lo que nuestra contribución al PIB nacional debe verse con visión global.

¿Cómo valora la creación de sinergias entre los colectivos empresariales de Japón y España, y el trabajo de CEJE como plataforma de encuentro?
Totalmente imprescindible. Esta cooperación es clave para una óptima relación entre empresas que tenemos mucho en común. Gracias a estas iniciativas, podemos aprender unos de otros y ampliar nuestra perspectiva en momentos como los actuales, en los que la colaboración es clave.

¿Qué le aporta CEJE tanto a Vd. como a su empresa?
Es un referente muy importante al que acudir para tejer relaciones con personas y empresas que podemos intercambiar puntos de vista y con los que establecer colaboración recíproca. Ahora mismo, grupos y asociaciones como CEJE ejercen un papel muy destacado como eje vertebrador de todas aquellas iniciativas y empresariales que están trabajando para la reconstrucción económica del país

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart